EDICIóN GENERAL

Trump no se ayuda, y su destitución ya no se ve como un imposible

Para USA

¿Y tu quién eres, dijo el orgulloso señor,
que debo inclinarme tanto?
Solo un gato con una capa diferente,
esa es toda verdad que conozco.
En capa de oro o en capa roja,
un león sigue teniendo zarpas.
Y las mías son largas y afiladas, mi señor,
tan largas y afiladas como las suyas.
Y así habló, y así habló,
ese señor de Castamere,
pero ahora la lluvia llora sobre su salón,
y no hay nadie ahí para escuchar.
Si, ahora la lluvia llora sobre su salón,
y ni un alma que escuche.

menéame