EDICIóN GENERAL

Ocho monjes desafían a la Guardia Civil y se saltan la prohibición de acceder a la basílica del Valle de los Caídos

Las razones para tanta cabezoneria por parte del prior y sus colegas benedictinos pueden ser estas:
La veintena de benedictinos que viven en el Valle de los Caídos tienen pagados con dinero público la ropa, la comida, el teléfono, la "lavandera", los libros, el material de misa o las excursiones. El Estado también repara los edificios
Reciben anualmente 340.000 euros por "mantener el culto" gracias a un decreto de Franco de 1957 que sigue en vigor
El prior, se niega a presentar un presupuesto de ingresos y gastos ,por eso ha suspendido la subvención hasta que haga las cuentas.
El complejo de la Hospedería y el restaurante ubicado en ella son fuentes de ingresos para los religiosos, junto con las donaciones.
#30 por fin alguien aporta algo de lógica en vez de verter ideología y chascarrillo. To get to the truth, follow the money.

menéame