EDICIóN GENERAL

La enfermedad que no existe pero tú también sufrirás

#88 No me he explicado bien: mis compañeros eran los trabajadores perfectos, tan perfectos que uno se incorporaba siempre el día antes de finalizar sus vacaciones para "ponerse al día" y otro cogía el teléfono y volaba a la oficina en cualquier momento del día, cualquier día. Eran perfectos. A mi eso no se me pegaba ni a tiros.
#94 ¡Madredelamorhermoso! ¡Qué frikis! :-/
#95 Sí, ese tipo de comentarios son lo que se espera de un gilip...

menéame