EDICIóN GENERAL

Adiós al Barrio Rojo: Ámsterdam creará un recinto a las afueras para sus trabajadoras sexuales

Pues yo veo una solución rápida al problema. Se cobran 2 euros por entrar al barrio rojo y te dan un ticket con un código para descontarte esos 2 euros en caso de que contrates los servicios de una trabajadora sexual. Si no lo haces, se reparte el dinero recaudado entre todas las chicas de los escaparates. Y tan contentos todos.

menéame